KULUBÁ: QUIEREN IMPULSAR LA ZONA ARQUEOLÓGICA YUCATECA

Mérida, Yucatán a 28 de enero de 2018.- El Gobierno de Yucatán y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) iniciarán en las próximas semanas el rescate de la zona arqueológica de Kulubá, con lo que el estado confía en ubicarse “en el ojo del mundo”, reveló el secretario estatal de Fomento Económico, Saúl Ancona.

 “El lugar, que tendrá grandes alcances turísticamente hablando, se abrirá parcialmente este mismo año al público. Solo falta protocolizar el proyecto para que el gobernador Rolando Zapata Bello y el INAH lo den a conocer a los medios informativos”, explicó a la agencia.
De acuerdo con el investigador Alfredo Barrera Rubio, Kulubá tiene influencia maya-tolteca y presenta una arquitectura muy parecida a la que tienen Chichén Itzá y Ek Balam. Por su ubicación, tuvo un importante auge con la zona costera de Yucatán y con esas antiguas ciudades de la civilización maya.
Aunque la zona arqueológica fue descubierta a fines de diciembre de 1939 por el investigador Wyllys Andrews IV, no fue sino hasta 1941 que fue presentado el primer reporte arqueológico del sitio y un croquis de esta ciudad maya, que tuvo una importante relación comercial con Chichén Itzá.
“Kulubá será la zona arqueológica número 18 que tendrá Yucatán y destinaremos una importante inversión, ya que esperamos que detone el potencial de turistas al oriente del estado”, informó el secretario Ancona.

Recordó que hace 18 años se puso en marcha la zona arqueológica de Ek Balam, ubicada también en Yucatán.

“Fue un punto importante que hizo detonar la economía de la región, pues las agencias de viajes integraron en su itinerario a este lugar tan bonito”, expuso.

“El turismo aumentó porque no solo visitaban Chichén Itzá, Valladolid, Río Lagartos y San Felipe, sino que recorrían Ek Balam y su cenote. Ahora, esperamos que suceda lo mismo con Kulubá”, abundó.

La inversión, según dijo aunque sin precisar cifras, será millonaria porque se realizarán trabajos de reforestación y se construirá una carretera de 37 kilómetros para que el visitante disfrute el esplendor de Kulubá, ubicada en el municipio de Tizimín.

Los trabajos de rescate de la zona arqueológica de Kulubá, que se ubica en una región ganadera, oficialmente los comenzó el INAH en 1980 y “desde ese periodo han rescatado edificios que este mismo año se abrirán parcialmente al público”, apuntó el funcionario.

“En los próximos días, de acuerdo con la coordinación con el INAH, sabremos qué parte podrá abrirse a los visitantes”, agregó.

Ancona señaló que Yucatán ocupa el primer lugar, junto con el Estado de México, entre las entidades federativas con más zonas arqueológicas abiertas al público. “Con la puesta en marcha de Kulubá estaremos otra vez en el ojo del mundo”, confió.

Al realizar un balance en el sector turístico, brindó algunos números proporcionados por el INAH que indican el aumento de los visitantes. En 2012 se registraron 2 millones 279 mil 696 turistas en Yucatán, y para 2017 la cifra aumentó a 3 millones 517 mil 959.

“Es decir, el turismo creció 54.37 % en Yucatán, porque recibimos un 1 millón 238 mil 263 más en relación con lo detectado en 2012”, y cuando se abra Kulubú “esas cifras se duplicarán”, pronosticó.

Según varios investigadores, como William Brito Sansores, el nombre de Kulubá proviene de la palabra maya K’ulu’, que hace referencia a un animal salvaje parecido a un perro, que aún sirve de alimento en algunas comunidades apartadas de la región.

 

Fuente: huffingtonpost

facebook-profile-picture
Sobre Rodrigo Ordoñez S. 375 Artículos
El Barracuda, Unico, Singular, Humor Negro, Literato, Poeta, Narrador y Juglar Moderno

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*