AYUNTAMIENTO DE MÉRIDA: LA SERENATA QUE NO FUE

lucia-merida1

La Dirección de Cultura del Ayuntamiento de Mérida dejó una estela de decepción y un mal sabor de boca a decenas de turistas nacionales y extranjeros que se congregaron a escuchar la tradicional serenata que cada jueves se brinda en la Rotonda de los Compositores del parque de Santa Lucía. La razón: el director de esa dependencia, Irving Berlín Villafaña, sin dar aviso a nadie, canceló este evento.

Bajo el argumento que nadie iba a dar un golpe esos días de asueto, la Dirección de Cultura omitió avisarle a los responsables de coordinar esta actividad (aunque dicen que tampoco acudieron a trabajar) que dejaron alrededor de hora y media a los asistentes sentados y esperando a oír las notas de la trova yucateca. Los visitantes se quedaron sin la posibilidad de externar su enojo a alguna institución, ya que la Comuna Meridana fiel a la tradición burocrática de suspender los servicios de atención a la ciudadanía y al turismo por cuatro días, se retiraron del lugar.

Los promotores de la serenata, alojados en los hoteles y restaurantes de la zona, recibieron la protesta de los turistas, quienes lamentaron que estas fechas que se debe aprovechar la promoción de la ciudad y la riqueza cultural que tiene, simplemente se desperdició por anteponer las decisiones personales de ganar popularidad entre el personal que labora en esa dirección, más que impulsarlos a refrendar su compromiso de servidores públicos, entregados a proyectar la ciudad en otros espacios y escenarios, más que convertirla en un puñado de comentarios negativos en las redes sociales.

De hecho, como muestra de esta situación es la cartelera de eventos culturales que está muy limitada y muy ajena de la vocación turística que tiene Mérida, cuyo principal motor económico es el ramo de los servicios. En vez de impulsar a los artistas locales con proyectos culturales y generar espacios de difusión y promoción ante el arribo de miles de turistas, simplemente pasó inadvertido ya que las vacaciones administrativas fueron más importantes que la continuidad de un proyecto que beneficie a los artistas, comerciantes y hoteleros del Centro Histórico.

facebook-profile-picture

Señor X

Soy el Señor X , Veo, escucho, comento y opino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *