Batalla campal en el puerto de Sisal: policías y pobladores se enfrentan con gas lacrimógeno y piedras

palacio-municipal-caso-sisal

Sisal, Hunucmá, Yucatán, 3 de octubre de 2016.- A las 2:45 de la madrugada de este lunes estalló la violencia en este puerto, luego de que un grupo de simpatizantes del destituido comisario Félix Alfonso Puc Uc, (a) “Poleo”, entró por la fuerza al edificio de la Comisaría Municipal, inmueble vigilado por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública.

Los uniformados hicieron más de 30 disparos de gas lacrimógeno para dispersar a la multitud que prácticamente se les vino encima cuando defendían el inmueble.

A las 0:40 horas, un grupo entró por la parte de atrás de la Comisaría, mientras otro, integrado en su mayoría por mujeres, pretendió hacerlo por la puerta principal empujando a los agentes que custodiaban el edificio.

La violencia estalló cuando los uniformados ingresaron al edificio y expulsaron a quienes habían entrado y como respuesta un grupo de sisaleños desde los pasillos lanzaron objetos a los uniformados.

Bastaron algunos minutos para que un convoy de casi 22 camionetas de la SSP entrara a este pueblo costero, luego que los agentes fueron prácticamente correteados por los inconformes, hasta replegarlos a las puertas de la primaria “Amado Nervo”.

Desde ahí lanzaron disparos de gas lacrimógeno sobre la multitud que respondió a pedradas.

Varios inconformes resultaron intoxicados y otros con lesiones en la cabeza y el pecho.

Los sisaleños, seguidores de “Poleo”, corrieron hacia el costado oriente de la plaza, frente a la iglesia, desde donde lanzaron piedras. En menos de 20 minutos, el área quedó invadida de unidades de la SSP y de agentes armados con escudos, batanes, macanas y rifles de gas lacrimógeno.

Como se sabe, a raíz de la destitución del comisario municipal, que según el alcalde panista, José Alberto Padrón Romero, fue decisión del Cabildo local, el edificio permanece custodiado por la fuerza pública.

Los pobladores que “tomaron” por unos minutos la Comisaría, entraron sigilosamente por la parte de atrás, mientras otra multitud intentó entrar por la puerta delantera pero los policías se lo impidieron.

Los disparos de gas lastimaron a mujeres y hombres que corrieron para no sufrir los efectos. Algunos se refugiaron en casas ubicadas frente al parque, mientras otros prefirieron retirarse.

El problema es que el edificio custodiado por la fuerza pública que impide el acceso a la gente de “Poleo”, no hace lo mismo con el “nuevo comisario”, el panista Augusto Uh Caamal, (a) “Uto”.

Fuente: Por Esto!

facebook-profile-picture

Rodrigo Ordoñez S.

El Barracuda, Unico, Singular, Humor Negro, Literato, Poeta, Narrador y Juglar Moderno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *