Batalla entre Apple y el Gobierno de EE. UU.: privacidad vs. seguridad

iphone_foto610x342

La pelea que libra Apple con el Gobierno de Estados Unidos por la negativa de la empresa a ayudar al FBI a desbloquear un iPhone promete intensificarse esta próxima semana.

Ninguno de los dos bandos da señales de flaqueza en la pelea que involucra un teléfono iPhone utilizado por uno de los autores del tiroteo de diciembre pasado en la ciudad californiana de San Bernardino, en el que murieron 14 personas y 22 resultaron heridas, en un caso que se investiga como terrorismo.

El FBI quiere que la compañía tecnológica le ayude a desbloquear el dispositivo. En concreto, el FBI busca que Apple diseñe un software que le permita eliminar el sistema de seguridad instalado en el teléfono y que está programado para borrar todo el contenido del dispositivo después de diez intentos de contraseñas fallidas.

Eso permitiría a la agencia federal usar el método conocido como fuerza bruta“, que utiliza un ordenador para probar un gran número de combinaciones de contraseñas hasta dar con la adecuada.

La jueza federal Sheri Pym ordenó la semana pasada a Apple ayudar a los agentes del FBI, a lo que el gigante tecnológico con sede en la localidad californiana de Cupertino (Estados Unidos) se niega.

Apoyo de Silicon Valley

Grandes firmas tecnológicas de Silicon Valley planean presentar mociones legales en apoyo de la compañía. En concreto Google, Facebook, Microsoft, Twitter, Amazon y Yahoo prevén presentar varias mociones para expresar su respaldo a Apple, en un gesto que se espera cree un frente unido en Silicon Valley en el debate abierto sobre privacidad y seguridad con el Gobierno estadounidense.

Los tambores de guerra sonarán también con fuerza en Washington, sobre todo el martes, cuando está prevista una audiencia en el Comité Judicial de la Cámara de Representantes para debatir cómo encontrar un necesario equilibrio entre seguridad y privacidad.

Uno de los principales abogados de Apple en el caso, Theodore Olson, alertó el viernes de que el ceder a la presión del Gobierno conduciría a un estado policial“.

Apple adujo en su respuesta formal a la jueza Pym el jueves que la “orden sin precedentes” del Gobierno para que Apple le ayude a acceder a los datos en uno de sus iPhones “no encuentra apoyo en la ley y violaría la Constitución”.

El gigante de Cupertino cree que el asunto debería dirimirse en el Congreso, opinión que comparten algunos de sus rivales tecnológicos como Microsoft, que sostiene que la ley del siglo XVIII en la que se apoya el caso legal del Gobierno contra Apple está desfasada.

“No creemos que los tribunales deban de intentar solucionar asuntos de la tecnología del siglo XXI con leyes que se escribieron en la era de la máquina de sumar”, dijo el jueves en una audiencia en el Congreso el principal asesor legal de Microsoft, Brad Smith.

Apple, mientras tanto, dice estar dispuesta a llevar el caso hasta el Triunal Supremo.

Por; eitb.eus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *